La pelea entre Pusha T y Drake ya se ha vuelto una de las competencias más icónicas del hip hop. Durando años y apuntando no solo entre ellos sino a varias figuras cercanas a ambos artistas.

Aunque los dos disparos más recientes “Duppy Freestyle” y “The Story Of Adidon” han sido los que atraparon la imaginación popular esta pelea tiene años preparándose, lo que probablemente haya servido para que Push se preparará  del modo que lo hizo, consiguiendo secretos de Drake y fotos que el canadiense obviamente no quería que salieran a la luz.


Todo empieza en 2002 cuando Pusha, como parte del grupo Clipse, empezó a lanzar rimas en contra de Lil Wayne, actual presidente de la disquera de Drake, en el tema “Mr Me Too”, lo que empezó un toma y dame de varios años que incluye canciones como “Ghoulish” de Wayne y “Mad Fo” de Pusha. La principal acusación en contra de Wayne, es la de utilizar compositores no acreditados (“ghostwriters”) cosa de la que también acusaría a su protegido canadiense.

De esta pelea es que sale el primer disparo de Drake quien ataca a Pusha refiriéndose a él como un “jugador secundario actuando como si fuese un titular” en el tema “Tuscan Leather” de su disco ‘Nothing Was The Same’ (2013). Esto llevó a varios ataques entre ellos en diferentes canciones durante cinco años en los cuales el perfil público de Pusha T empezó a crecer y el intérprete de “Hotline Bling” se consolidó como uno de los músicos más reconocidos de la cultura pop.


Sin embargo la situación explotó este año con el lanzamiento del nuevo disco de Pusha T ‘Daytona’ donde se incluyó el tema “Infrared”, en el cual el rapero compara el éxito de Drake con la victoria de Trump en las elecciones, una referencia a las acusaciones contra el canadiense de usar compositores no acreditados para sus discos. No es la primera vez que el canadiense enfrenta acusaciones de este tipo, el rapero Meek Mill hizo lo mismo en su twitter unos años atras lo que llevo a que Drake respondiera con “Charged Up” y la explosiva “Back To Back” que atacaban a  Mill por depender de su relación con Nicki Minaj para su fama, ser incapaz de atacar en canciones y en general ser un rapero de un menor nivel que el canadiense.

Su rival no se hizo esperar y respondió directamente con su tema “Duppy Freestyle” en el cual no sólo presumía de haber escrito líneas para Kanye West, productor de ‘Daytona’, sino que presumía de aumentar las ventas de Push ahora que su influencia empezaba a desaparecer “Tenía uno de tus micrófonos, pero la firma se ha borrado, eso se parece a lo que te está pasando”. Recientemente se corrió la voz que Drake había escrito para el más reciente disco de Kanye, ‘Ye’, específicamente el coro y la melodía de “Yikes”.

Ya desde aquí es fácil seguir la historia. “Story Of Adidon” el más reciente sencillo de T que ataca personalmente a Drake, sacando a la luz un hijo secreto del canadiense, su terrible relación con su padre, sus inseguridades raciales e incluso la enfermedad que sufre uno de sus mejores amigos, todo bajo la excusa de que el canadiense nombre a la pareja de su contrincante en su sencillo anterior. Además de todo la portada de tema incluye una imagen del canadiense, quien es de raza mixta, con la cara pintada de negro criticandolo por no hablar de los problemas raciales de Estados Unidos sino enfocarse en canciones pensadas para las discotecas.

El hijo no reconocido de Drake es un dato particularmente llamativo. La madre del niño ha sido identificada como Sophie Brussaux una actriz pornografica de origen francés. Al parecer el artista sí habría aceptado al niño y pagado para su manutención aunque claramente había hecho lo posible por mantener el caso fuera de los reflectores y los paparazzis.

La imagen con la que Pusha presentó su sencillo también puso a Drake en una situación complicada. Una imagen del canadiense en con la cara pintada de negro que sumado al título del tema y su sample lo conectan con “The Story Of O.J.” de Jay Z. A pesar de que la imagen supuestamente sale de un proyecto sobre las dificultades que enfrentan los actores negros en este contexto sirve para conseguir buenos papeles en la industria de cine, termina siendo una mancha en el historial del canadiense.

Este pleito parece haberse detenido gracias a la intervención de Kanye West, quién está lanzando su disco ‘ye’ y que habría hablado con Pusha T y J. Prince, CEO de la disquera de Drake, quien le pidió al canadiense que dejara de responder.


La pelea entre ambos se ha caracterizado por varias cosas, pero quizás lo más llamativo es que los ataques no se han limitado al rap o al respectivo éxito de los artistas, ambos han atacado a sus amigos y familiares y hecho públicos problemas personales del otro… Particularmente en el caso de las canciones del estadounidense.

Aunque estén en silencio de momento es probable que podamos conseguirnos otras puntas en las próximas canciones de ambos artistas. Después de todo aunque haya perdido el round es poco probable que Drake este conforme con perder esta pelea.

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: