La eterna alegría de Betsayda Machado y La Parranda del Clavo

Hacer una reseña tradicional para un concierto de Betsayda Machado con la Parranda del Clavo sería cuando menos tonto. Los músicos, que tiene más de 30 años tocando en el pueblo del Clavo en Barlovento, dieron su primer concierto con su nueva directora en Venezuela el pasado 10 de mayo en el Centro Cultural BOD, organizado por Guataca Producciones  y es difícil describir la fiesta que crea la sola presencia del grupo.

P1160460

El sonido de la Parranda pasa sin problemas por los diferentes géneros del tambor venezolano: viaja por a la costa, saluda al sangueo y se detiene para hacer énfasis particular en su natal Barlovento. Lo sorprendente, y lo que hace complicada la reseña, es la facilidad del grupo para transmitir una sensación de improvisación. Basta solo una mirada o una palabra para que la Parranda cambie el ritmo completamente, agregue un coro a una canción, saque a bailar al público de la primera fila y termine transportándote a una vieja casa en Barlovento, con una olla de sancocho y una caja de cervezas compartida entre amigos en el patio. Los del clavo son alegría pura y es absolutamente contagiosa. No por nada su primer disco ‘Loe Loa’ fue reconocido como uno de los mejores del 2017 por el New York Times.

Esto lo logran a través de una complicidad que solo se consigue después de tres décadas juntos, sumadas a la firme dirigencia de Machado, quién se vuelve el centro del universo del Clavo. Como cantante y directora musical del proyecto, Betsayda es una revelación. Apodada la voz negra de Venezuela, en tarima se convierte en una mezcla de Celia Cruz, estrella de rock, mamá y ángel gracias a su voz y el magnetismo de su personalidad. Hay algo bastante interesante en como la artista puede transmitir tantas emociones al mismo tiempo: escuchar “La situación” es sentirla adolorida por el país, mientras que “Merengada’ e Ron” es una fiesta con todas las de la ley, ambas se acoplan a la perfección a su voz.

A pesar del protagonismo de la cantante no se debe subestimar el nivel que tienen los de El Clavo por sí mismo. El grupo central que ha viajado por el mundo con la parranda está conformado por Nereida Machado, Youse Cardozo, Blanca Castillo, Adrian “Ote” Gómez, José Gómez y Oscar Ruiz, quienes se turnan entre coros, tipo de percusión e incluso en la danza. Cada uno realiza todas sus labores a la perfección, cuando en “Santa Rosa” Betsayda se hace a un lado y deja al ensamble tomar el protagonismo, se puede notar la complicidad de los artistas, formada a base de cientos de fiestas bajo una mata de mango.

P1160482      P1160488

El público terminó sumándose a esta complicidad. Quienes estaban en las primeras filas fueron invitados a bailar en tarima, con la fortuna de que un par de espectadores resultaron bailadores bastante sobresalientes. Al poco tiempo, se podía ver a los asistentes bailando en sus puestos o buscando pareja en los pasillos, aprovechando particularmente el espacio  que tiene el auditorio para montar una fiesta completa.

A pesar del movimiento y del esfuerzo que significa pasar dos horas cantando a todo pulmón y tocando los tambores con toda la energía que demandan, nunca se noto algún atisbo de cansancio

Guataca siempre ha apostado por promover el nuevo talento del folclore venezolano. Ayudar a transmitir el talento de La Parranda y Betsayda es una labor social, didáctica y divertida en partes iguales. Es imposible no salir de su concierto encantado con el proyecto y recargado de energía.

Cuando con la última canción, el grupo, guiado por Betsayda, salió del teatro guiando una fila de gente a bailar en el vestíbulo había pocos motivos para no salir detrás de ellos con una sonrisa pegada a la cara. Proyectos como este nos enamoran de nuevo del país, y nos recuerdan que nuestra música es tan valiosa para exportar como el petróleo. Si tienen oportunidad no dejen de verlos.

P1160449

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: