Estos dos meses han sido caóticos para la productora The Weinstein Company, ya que además de recibir demandas de los dos artistas de hip hop más importantes, se declararon en bancarrota en el mes de febrero.

Según el portal Complex, la productora le debe más de 800.000 dólares a los dos artistas por trabajos realizados en pasados años, y al sol de hoy, aún no han recibido ningún pago.

Por parte de Eminem, declaró que en 2015 realizó un tema para la película Southpaw, y también por producir parte del álbum, y por ambos trabajos, se le debe 352,000 Dólares, y desde 2017 que Eminem está reclamando el pago, ya que se lanzó la banda sonora de la película, no ha tenido respuesta.

Mientras que Jay Z declaró que The Weinstein Company no le ha pagado 240,000 Dólares por el trabajó que realizó en el documental de Kalief Browder, y otros 240,000 por su la realización de la serie Trayvon Martin, donde Jay Z fue amenazado de muerte tras la realización de esta filmación por un supuesto asesino de un joven afroamericano.

En resumen, TWC está endeudado con dos personalidades de la música muy influyentes, y para su reputación, no le viene nada bien esto, por lo que habrá que esperar y ver desde lejos como se soluciona todo.

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: