Le’ Cinema incendia la noche caraqueña

Hemos repetido varias veces que Le’ Cinema es una de las grandes promesas de nuestro rock. Incluso antes de su triunfo en el Festival Nuevas Bandas del año pasado el grupo se mostraba como un energético ejemplo del sonido del rock de Caracas mezclando con libertad influencias de Los Mesoneros, La Vida Bohème, Viniloversus y Dermis Tatú así como toques electrónicos.

El viernes pasado en Cusica Live fue una buena demostración de su sonido, energía en tarima y conexión con el público. Desde que Rafael Antolinez (Voz y guitarra principal), Andrés Díaz (Bajo y coros), Daniel Landaeta (Batería y coros), Elias MKS ( Teclados y Coros) y Cafeína (Guitarra rítmica y coros) tomaron la tarima se convirtieron en una mezcla de luces, distorsión y carisma mostró por qué comandan la atención de la escena.

El concierto abrió con el más reciente sencillo del grupo “Ayer”, publicado exclusivamente en su página web, el tema es una canción de amor sobre dejar el pasado atrás y aprender a superar etapas en la que destacó el teclado de Elias que arropo a la banda y al público del local. El segundo tema “Capital” evidencio el único problema de la noche, por momentos el audio hizo que se perdiera la voz de Rafael complicando entender lo que decía aunque por fortuna la potencia del grupo tapo un poco las dificultades, aunque es una lastima no poder escuchar la ira en la letra de la canción una de las más logradas del repertorio del grupo.

Al terminar el tema el grupo anunció que tocaría algunos temas de rock caraqueño, continuando su intento de tallar su nombre en la historia de la escena local a punta de guitarras potentes. En rápida transición el grupo pasó por “El martillo” de Caramelos de Cianuro, una versión más pesada de “Fuego azul” de Rawayana y “Las historias son mortales” de Viniloversus todas coreadas por un público nostálgico que se mantuvo con el grupo durante una sesión de jamming que terminó con unos acordes del clásico de Pink Floyd “Breathe”.

le-cinema-cusica-plus-27

El grupo volvió a sus temas con la atmosférica “Arma de paz” que aunque también se resintió por el audio pudo generar una conexión emocional con el público que aplaudió emocionado. Los primeros acordes de “Nicaragua” de la Vida Bohème volvieron a servir como introducción a la protesta de “Resistencia” canción lanzada durante las protestas del año pasado y que la banda utilizó para recordarle a los asistentes la necesidad de seguir enfrentando las dificultades del país. “Todos somos resistencia” expresó Antolinez lo que mereció una ovación de los presentes.

En un momento llamativo el vocalista se expresó al micrófono “Esta canción no era para ti, pero ahora si” antes de tocar los primeros acordes de “Lejos” primer sencillo del grupo que se sintió terapéutico para el músico quien cantó a todo pulmón antes de guiar al público a que lo acompañara.

Como ya es típico se despidieron con una feroz versión del icónico tema de Dermis Tatú “Terrenal” donde Rafael le deja todas las labores de guitarra a Cafeína para liberarse como frontman lo que le permite saltar por todo el escenario como un niño hiperactivo. Un buen cierre para una noche que demostró que aún hay mucho que hacer con el particular sonido de nuestro rock.

Le’ Cinema es de momento una de las bandas esenciales para ver en una tarima, su energía su búsqueda de conexión con el público, la honestidad de sus letras y lo divertido de sus arreglos se traducen en un espectáculo explosivo que contagia optimismo por momentos y bastante catártico en otros. El grupo nunca ha ocultado sus intenciones de tomar la antorcha de grupos como La Vida Bohème o Viniloversus y aunque obviamente es muy pronto para que canten victoria siguen dejando una potente impresión en todas las tarimas por las que pasan, hay que seguirles la pista.

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: