El reconocido director venezolano Gustavo Dudamel probablemente se haya presentado en la gran mayoría de los escenarios importantes de la música clásica y este fin de semana cubrió uno de los pocos que le faltaba.

El director se presentó en el Teatro Real de Madrid junto con la Orquesta Sinfónica de Viena con quienes interpretó algunas piezas clave de Mahler y Berlioz dos compositores clave de la historia de la música.

La “Sinfonía fantástica” de Berlioz y la “Sinfonía número 10” de Mahler sobre las que Dudamel dijo: “Es un programa que tiene algo de ecléctico. No hay relación entre ellas. La de Mahler es una obra inconclusa, de una belleza infinita, y la de Berlioz es muy virtuosa y da mucho brillo a cada sección y a cada músico”

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: