Se rumora que en épocas de crisis la creatividad aflora, los talentos se pulen y el arte se multiplica. ¿Será cierto eso? Caracas pareciera responderle afirmativamente a esa interrogante, pues durante los últimos fines de semana, la capital venezolana ha sido el escenario de grandes y talentosas demostraciones musicales.

En medio de la peor debacle económica que ha sufrido un país en toda la historia latinoamericana, los venezolanos se ponen de pie y con la música como escudo, se defienden de la barbarie financiera y política que intenta acabar con todo.

Así, días como el pasado viernes 3 noviembre, en el que se presentaron los artistas caraqueños Zarik Medina, And Panza y Seghabi, en el centro cultural BOD de La Castellana, se han convertido en los mayores actos de resistencia que se realizan en todo el país.

P1200186

Tras un octubre lleno de festivales y de actividades relacionados a la música, noviembre aparece con ánimo y con ganas de seguir llenando la ciudad de armonía y de melodías. El pasado viernes, a eso de las 7 de la noche, la capital volvió a presenciar un evento tan íntimo como cargado de sentimiento. Se trató de una entrega más del creciente circuito musical, Ciclo y Aparte.

El encargado de abrir el escenario fue el artista Zarik Medina, quien junto a su teclado naranja, dio una gran demostración de que no se necesita una banda, ni muchos efectos para poder crear buen arte. De igual manera, el compositor de pelo rulo y letras románticas, en aproximadamente 50 minutos de presentación, dejó bien claro que sabe expresar su arte.

En una onda bastante argentina, bohemia y amorosa, Medina fue el primero de los 3 cantautores que se lucieron esa noche. El tecladista no solo demostró sus dotes con las manos, sino que también contagió a todo el público con su voz decidida y afinada.

P1200131

Luego de Medina se presentó uno de los artistas que más está dando de hablar en Caracas y se trata del cantautor And Panza. Este joven músico, quien afirmó sentirse tan feliz como sorprendido por el avance de su carrera musical, le regaló al público una noche de buenas rimas y de exquisitos acordes de jazz.

El guitarrista aprovechó para compartir nuevo material y logró convertir, gracias a su sencillez y a su carisma, su arte acústico y tranquilo en toda una experiencia de poesía urbana y sabor caraqueño.

P1200182

Por último y tal vez uno de los más esperados de la noche, se presentó el artista caraqueño Seghabi. A diferencia de los primeros dos, Seghabi contó con apoyo adicional y se trató de una banda de 4 músicos que le brindaron a su interpretación una fuerza especial y un encanto diferenciador.

Con una propuesta de indie folk, el cantautor venezolano impregnó la sala de acordes seductores, de sonidos psicodélicos y de letras juguetonas. Esta nueva cara de Seghabi muestra un arte más atrevido y expansivo, aunque a la vez sigue siendo tan genuino y sencillo como su primera etapa.

P1200206

Seghabi, sin duda alguna, presenta una de las facetas más modernas y atractivas de todo el acontecer nacional. Al parecer se va del país, esperamos que vuelva pronto.

Así, luego de casi 3 horas de buena música, el evento de Ciclo y Aparte llegó a su fin. A pesar de la desazón que se vive en todo el país, es reconfortante ver como todavía hay gente que le sigue apostando a la música y a los eventos culturales.

 

 

 

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: