El reconocido cantante de rock norteamericano apareció en el Knotfest de en silla de ruedas y utilizando una ametralladora de juguete como parte de la decoración del espectáculo. La silla de Manson, además de ponerlo de pie por momentos, sirvió como el trono del artista que siguió mostrando porque es una de las figuras más controversiales del rock.

El concierto también marcó la primera aparición de Manson luego de despedir al bajista Twiggy Ramirez del grupo debido a las acusaciones de abuso sexual.

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: