Tener una banda no es sencillo. Requiere de mucho esfuerzo, mucha dedicación y sobre todo, de mucha conexión entre los miembros. Una agrupación musical es como cualquier organización o como cualquier equipo deportivo, pero con una diferencia: Todas las reglas se someten al arte y a su mundo subjetivo.

Las bandas más creativas han sido las más problemáticas, así como los mayores genios han sido también los que han tenido los peores finales. A diferencia del mundo cotidiano, en la música reina la ambigüedad y la paradoja. A veces los caminos que se pensaban equivocados terminan siendo los más acertados, como muchas veces los sucesos más lamentables terminan dando vida a los mejores discos.

syd-1-cusica-plus

Syd Barrett

Tal es el caso de ‘Wish you were here’, el noveno álbum de la innovadora banda Pink Floyd, que se publicó un día como hoy, 12 de septiembre, en el año 1975. Este disco es una de las creaciones con más sentimiento de la banda. Más allá de los sonidos modernos y los arreglos futuristas, ‘Wish you were here’ es una obra maestra por condensar y transmitir esa mezcla entre nostalgia y rebeldía que la agrupación británica sentía en aquella época.

Para entender bien el concepto de esta placa discográfica se debe saber que la separación y el cambio de personalidad de Syd Barrett fue la semilla que dio origen a la atmósfera melancólica y reflexiva del disco. El fundador y primer líder de la banda había empezado a cambiar a causa de las drogas y decidió abandonar a Pink Floyd para buscar nuevos terrenos.

Portada - 'Wish you were here'

Portada – ‘Wish you were here’

Dicho distanciamiento creó todo un revuelo emocional en los demás integrantes. Además de su decisión, Syd empezaba a demostrar una radical transformación en su conducta y en su visión del mundo. Toda aquella sacudida sentimental afectó directamente al mundo de Pink Floyd y de allí nació su noveno disco, para muchos el mejor, ‘Wish you were here’.

Este álbum cuenta con 7 piezas que son “Shine on your crazy Diamond”, que está dividida en 4 partes, “Wish you were here”, “Have a cigar” y “Welcome to the machine”. Son 44 minutos de magia, de exploración por un mundo profundo, volátil y donde se encuentran muchas respuestas a este mundo terrenal.

Pink Floyd creó su propio universo y con él enamoraron a millones de personas. Ahora a celebrar el cumpleaños de este discazo:

Pink Floyd – “Shine on your crazy diamond” – Video oficial

 

Pink Floyd – “Wish you were here”

 

Pink Floyd – “Have a cigar”

 

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: