Cursi, catchy y emotivo ha sido para muchos este 2017 en lo que a música respecta. Y no solo por la tristeza que nos invadió en repetidas oportunidades con la muerte de valiosos músicos, sino porque a mediados de año se publicó OKNOTOK, la reedición de Ok Computer‘ (1997), tercer disco de una de las bandas a las que se rinde mayor tributo, una de las bandas que si o si debe gustarte, una de las bandas a las que se le pica más quesillo en Venezuela y el mundo; Radiohead.

Este 2017 celebraron lucrativamente 20 años en el mercado de la mencionada producción discográfica con un pack para mega fanáticos: un libro empastado lleno de fotos inéditas, más de 100 páginas con anotaciones en puño y letra de Thom Yorke, 3 vinilos y un cassette de 90 minutos… ¡Ah! El disco como tal que contiene 3 canciones jamás publicadas y 8 b-sides de la remasterización de los temas originales a partir de sus analógicas cintas, debes comprarlo aparte desenfundando más de 150$.

OKNOTOK2

A título personal, nunca he sido seguidora de Radiohead lo cual me ha costado el rechazo de más de uno, pero siempre he entendido por qué acumulan apasionados fanáticos y reconozco el valioso y constante aporte que han hecho a la industria musical; no en vano Ok Computer le pasó por encima en 1997 al éxito de los Beatles, cuyos trabajos se convertirían en el tope en ventas del siglo 21 con la llegada del año 2000.

Sin embargo, pasados un par de meses del estreno de ‘Oknotok’ (2017), es momento de admitir que no era para tanto. Que al rebobinar y traer la historia del álbum original y la banda al presente, se trató de un ostentoso relanzamiento.

box OKNOTOK

A finales de los 90s, mientras Oasis ponía a parir a Blur en tarima para hacerlos ganar el respeto de sus más de 250.000 seguidores presentes, la recordada estrella noventera Alanis Morrissette tenía como teloneros en su gira estadounidense a Radiohead, con un segundo disco bajo el brazo y sin haber producido ni un solo hit después de “Creep tema que desprecian y evitaron tocar en vivo por años, como algunos saben, cuyas versiones dejan mucho que desear, quizá salvando la de Prince solo por darnos el placer de escucharlo.

Con The Bends‘ (1995) aprendieron que para producir otro éxito como Creep” (les guste o no), lo importante era darle a la producción su justo valor. Evidentemente Yorke lo sabía desde antes, pero la solución fue una encerrona en su estudio Canned Applause y luego en una mansión del siglo XVI con incomparables lujos para darle vida a su nueva criatura.

Dicho sea de paso, este bebé cuyo nombre posteriormente fue Lucky”, era en realidad un encargo para un álbum benéfico que preparaba Brian Eno, y con el que Radiohead aprovechó para agradecer a sus fanáticos por la fidelidad a la banda.

‘Ok Computer’ (1997) sigue reflejando el importante relevo generacional que marcó la llegada de internet y el individualismo humano que trajo consigo, así como la descomposición de la sociedad como la conocemos en medio de la llamada era digital.

the-bends-cusica-plus

Es un disco muy sólido y para muchos avanzado a su época, que pudiera ser el soundtrack perfecto para el día a día de Noam Chomsky y Michel Foucault con todas sus cultas y sesudas teorías sobre la vida…

De ahí que Karma Police” se convirtiera en el abanderado del álbum para los más pensadores e intensos vividores de la vida misma: si no te gusta Radiohead es porque no lo entiendes. Una afirmación algo forzada si asumimos que no es un disco conceptual ni llegará a serlo en unos años y que incluye temas como “Exit music (for a film)”, evidentemente una canción de salida, es decir para los créditos de una película, en este caso la famosísima Romeo + Julieta”, para complacer a Baz Luhrmann mientras seguían girando con Alanis Morissette. Es una canción hermosa y sencilla que hace que la gente se enamore a través de una pecera y se vea como un “Happily ever after…” en  pantalla grande.

ok computer

Así como una ópera prima exitosa compromete a un cineasta, consigo mismo y con el público, al presentar una segunda, tercera, cuarta película igual o mejor, ‘Ok Computer’ (1997) puso sobre la mesa la gran pregunta: ¿En qué se convertirá Radiohead después de esto?. Fue el disco que se convirtió en la vara para medir a la banda, obligándolos a mantenerse en una huida constante tratando de conseguir ese “algo” que llenara sus exigencias y las de sus fans.  

Más por cultura pop que por seguir de cerca la trayectoria de Radiohead, muchos recuerdan que Kid A‘ (2000) es el disco más importante de la nueva década del 2000 pues todos los charts así lo reseñaron: Rolling Stones, Mtv, Pitchfork, Billboard, NME…y parte de su encanto era la necesidad de escucharlo una y otra vez para entenderlo porque era incluso más denso, profundo y reflexivo que ‘Ok Computer’ (1997).

radiohead

“Cualquiera con edad suficiente para votar tendrá otras necesidades que exijan su tiempo: una relación, por ejemplo, o un trabajo, o comprar comida, o escuchar cualquier otro CD que hayan comprado ese día. (…) Los críticos musicales que adoran Kid A, sospecho, lo aman porque su trabajo les obliga a consumir música como lo haría alguien de 16 años”. Nick Hornby – The New Yorker.

Finalmente, 20 años después, ‘Ok Computer’ (1997) sigue siendo parte de la memorabilia Radiohead nos guste o no a pesar de que aparentemente solo se trata de una lista de canciones muy bien ordenadas y de producción casi perfecta.

Dios te bendiga Thom Yorke.

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: