Para una banda no es fácil cuando el cantante se va, ya que los vocalistas no son solo los encargados de transmitir el mensaje poético de la banda, sino que muchas veces también es el líder y la cara representativa de la banda. Cuando el vocalista principal ya no está, las agrupaciones se ven frente a un delicado dilema: Y ¿ahora qué?

En la historia de la música, muchos proyectos musicales han sufrido la pérdida de miembros fundamentales y claves para la composición y el desarrollo del grupo. Son muchas las agrupaciones que se han visto en la obligación de replantearse toda la propuesta y todo el concepto de banda por causa de la separación o la muerte de algún integrante. En muchos casos los integrantes restantes logran salir adelante, pero muchas veces, sobre todo cuando se trata del cantante, la banda no ve mejor salida que la separación definitiva.

jim-1-cusica-plus

Eso, precisamente, fue lo que les sucedió a los reyes del rock psicodélico estadounidense, The Doors. Esta banda que empezó alrededor del año 1965, enseguida se convirtió en un símbolo de la contracultura y del movimiento hippie. Jim Morrison y su combo lograron posicionarse como una de las bandas más influyentes e importantes del rock en tan solo unos meses.

Sin embargo, todo cambiaría radicalmente en el año 1971 cuando Jim Morrison muere a causa de una sobredosis el 3 de julio. Toda la fama y el éxito logrado gracias a temas icónicos como “Light my Fire” y “L.A. Woman” se disiparon en un instante y la banda se vio sumergida en una oscura nube de incertidumbre. No sabían qué hacer, no sabían si debían seguir, sin embargo lo intentaron y siguieron adelante.

El tecladista Ray Manzarek y el guitarrista Robby Krieger tomaron el control de la banda y tiempo después de la muerte de Jim, empezaron a componer y a planificar toques y conciertos. Durante ese tiempo, se publicaron los discos ‘Other Voices’ en 1971 y ‘Full Circle’ en 1972. La banda parecía haber comenzado una nueva etapa y todo parecía desarrollarse bastante bien, sin embargo el 30 de agosto de 1973 la banda decide anunciar la separación y de esa manera The Doors llega a su fin.

Sin duda alguna, la muerte de Jim Morrison, alma y cara de la agrupación, representó un vacío y un quiebre muy serio en toda la banda. A pesar de que intentaron seguir adelante con el proyecto, la ausencia de Morrison pudo más que el deseo de Manzarek y Krieger. Así la banda llegó a su fin, sin embargo su música y su legado nunca desaparecerá porque The Doors es sencillamente una de las bandas más fabulosas y maravillosas de toda la historia.

Así que ahora a recordarlos con estos videos.

The Doors – “L.A. Woman”

 

The Doors – “Rides on the Storm”

 

The Doors – Entrevista – 1969

 

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: