Como es bien sabido, el rock argentino es un mundo amplio y fascinante. A lo largo de sus años ha atravesado diversas etapas y ha sufrido grandes transformaciones; sin embargo, el rock rioplatense siempre ha destacado a nivel latinoamericano y a nivel mundial debido a sus propuestas originales y debido al constante trabajo de músicos muy talentosos y comprometidos.

Desde los años 60, compositores como Luis Alberto Spinetta, Charly García, Gustavo Santaolalla y muchos más, convirtieron a su patria en el líder cultural de todo el sur del continente americano. Durante la segunda mitad del siglo XX la ciudad de Buenos Aires era la capital del tango pero también era el hogar de una generación extraordinaria de músicos populares que posicionaron a su ciudad como la capital del rock en español.

buenos-1-cusica-plus

Uno de esos artistas que protagonizaban la movida rockera albiceleste era un joven delgado con largo pelo alborotado que le gustaba tocar teclado y durar horas cantando. Su nombre era Andrés Calamaro Massel, mejor conocido simplemente como Andrés Calamaro.

Este compositor nacido en Buenos Aires estuvo relacionado a la música desde pequeño. Su curiosidad y su talento innato se manifestaron desde temprana edad y lo fueron conduciendo, lento pero inexorablemente, a la misteriosa vida del arte. Andrés probó muchas alternativas, al comienzo su recorrido artístico no estaba claro, no obstante, nunca dejó de probar hasta dar con su sonido y su esencia.

buenos-2-cusica-plus

Una de las primeras bandas de Calamaro y con la que lanzó su primera producción, fue Raíces. Esta banda fue fundada en 1977 y se disolvió en 1984, aunque luego volverían a unirse. El primer disco se llamó ‘B.O.V. Dombe’ y fue publicado en 1978. Otra banda importante de Andrés y que contribuyó mucho a su reconocimiento como músico, fue Los Abuelos de la Nada. Con esta banda, el cantante de los lentes oscuros se consagra como compositor gracias a los temas “Sin Gamulán” y “Mil Horas“.

A comienzos de los 90, el argentino formó otra banda, muy importante para su carrera, que se llamó Los Rodríguez. Con esta agrupación, Calamaro evoluciona musicalmente y alcanza el éxito gracias, sobre todo, al disco ‘Sin Documentos’ (1993).

Aunque Andrés Calamaro ya había empezado su carrera como solista hacía tiempo, esta no tomó verdadero vuelo sino hasta el año 1997 con la presentación de su disco ‘Alta Suciedad’. Calamaro para ese momento ya era un crack de la composición, pero a partir de ese momento su vida artística se consolidó hasta convertirse en la referencia que es hoy en día.

Para seguir celebrando el cumpleaños de este gran artista, a disfrutar de estos videos.

Andrés Calamaro – ‘Alto Suciedad’ (1997)

 

Andrés Calamaro – “Flaca” – Versión acústica

 

Andrés Calamaro – “Mi Enfermedad” – En Vivo

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: