La banda estadounidense HAIM, conformada por las hermanas Este, Danielle y Alana, es mucho más que un ‘’trío de jevitas que hacen buenas melodías’’ y eso queda demostrado en su segunda placa discográfica ‘Something to tell you’, sin embargo hoy no vengo a hablarles de la calidad de su música sino del contexto en el que todos sus mensajes se posicionan.

Las HAIM son femeninas y feministas y representan el soundtrack de una nueva generación de mujeres que, aunque no comen cuentos, no son unas completas cínicas.

Sí, resulta complejo explicar en pocos caracteres como estas tres gringas se unen a una gesta que cuenta con las ‘’it girls’’ del momento como sus voceras, no en vano Emma Watson, Lena Dunham, Ellen Page, la controvertida Taylor Swift –‘bestie’ de las HAIM, Lorde, son parte de este squad que busca reivindicar la igualdad de género sin perder privilegios típicamente asociados a lo femenino, como: el gusto por la moda, las ganas de reivindicar un buen despecho ventilándolo en alguna canción y poder hablar abiertamente de sentimientos sin que sean catalogadas de cursis o ‘mal intensas’.

Si bien este disco habla del amor, el mismo no está concebido desde lo netamente pegajoso del asunto: el tira y encoge típico de las relaciones, sino desde la perspectiva de un grupo de mujeres que tiene claro lo que quiere, querer, ser queridas y asumir la cuota de culpa que tienen en sus propios fracasos amorosos.

Miedo al compromiso, orgullo, errores, celos, engaños y el mal timing, son solo algunos de los argumentos que esgrimen las HAIM para explicar que, si bien quieren ser capaces de pagar sus propias cuentas, tener sus propias opiniones y no depender de nadie para ser felices, no están del todo peleadas con gritarle al jevo de turno que lo quieren de vuelta, que van a ‘’echarle b0l@s” junto a él y que también le tienen ganas intensas de quitarle la ropa apenas lo ven.  Y es ahí donde entra el #GirlPower que hemos visto en hashtags y en material pop por toda la web.

Estas chamas representan un feminismo que, entiende el quid de la cuestión; al final del día, todo se trata de poder sentir, pensar, dejarse llevar y no ser juzgados por ello, más allá del género, de las preferencias sexuales, de las sociedades pacatas y del patriarcado.

“Las canciones tratan del hecho de ser mujer, sentir confianza y ser fuerte”. HAIM.

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: