El museo de Madame Tussaud es famoso por sus réplicas de celebridades que suelen ser réplicas casi exactas de las personas en quienes están basadas, sin embargo esta regla parece no aplicar para las estatuas de Beyoncé.

Por motivos desconocidos la estatua no se parece a Beyoncé, el diseño de su rostro, el cabello rubio y el color de la piel hacen que se asemeje más a una combinación entre Shakira y Jessica Simpson.beyonce-wax-figure

No es la primera vez que la organización Madame Tussaud hace una extraña versión de Beyoncé, como lo hicieron notar varios usuarios de twitter.

En estos momentos Beyoncé está dedicada a cuidar a sus mellizos recién nacidos, por lo tanto es probable que no haya podido ver la estatua en persona.

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: