De vez en cuando, cada 50 o 100 años, el destino pareciera acordarse de la humanidad y le envía, así sea por breve tiempo, a personajes que devuelven la esperanza a los hombres, que renuevan la sed por un mundo mejor y que fortalecen aquellos corazones que aún no han perdido la fe en esta especie misteriosa y mágica.

Abordar la vida de estos personajes nunca ha sido tarea fácil puesto que son moldeadores de la historia y mensajeros de una sabiduría incluso hoy desconocida. ¿Cómo se cuenta la vida de una persona que sacrificó su vida por el bien de millones?, ¿por dónde se empieza a contar la travesía de un individuo que a pesar de haber experimentado el lado más horroroso de la humanidad, siguió predicando el amor, la paz y la comunión?

mande-1-cusica-plus

Nelson Mandela, quien nació en Sudáfrica en 1918 y murió en el mismo país 95 años después, fue sin duda un ser humano superior. Pocos han sabido interpretar el funcionamiento de las sociedades y el comportamiento de los corazones humanos como él lo hizo. Para su época, sobre todo, fue un innovador y un demoledor de anticuados dogmas y paradigmas. Sabía que la reconciliación es el único camino posible para asegurar la humanidad y no dejó de luchar por ello.

Este hombre sereno, analítico y decidido, supo construir sabiamente un plan para ejecutar su proyecto. Entendió mejor que nadie que hay que apostar por lo que une a los hombres y no por lo que los divide. El deporte, por ejemplo, fue un gran aliado de este líder ya que a través de él unió a su pueblo y les devolvió la esperanza.

mande-2-cusica-plus

La música también fue de gran ayuda para Mandela y una gran muestra de ello es el himno nacional de Sudáfrica que nace bajo su presidencia y es fruto de la fusión de canciones nativas y canciones inglesas. Incluso en la letra del himno están incluidos los idiomas más importantes de todo el pueblo sudafricano.

Así Nelson Mandela logró transformar a todo un país y ponerlo realmente y efectivamente a disposición de la armonía y la paz. Hoy en día, a casi 4 años de su muerte, Sudáfrica sigue enfrentando serios problemas sociales y económicos, sin embargo, es un país cuya historia permanentemente les recuerda el camino que deben seguir.

mande-3-cusica-plus

Un día como hoy, 18 de julio, murió este ser ejemplar. Ahora recordémoslo mostrando lo mejor de su país que al fin y al cabo se le debe a él y a su esfuerzo. A continuación presentamos 5 artistas sudafricanos que demuestran la belleza de todo un país.

1 – Matthew Mole

Matthew Mole es un artista de la ciudad sudafricana de Cape Town. Es conocido por hacer un indie folk muy optimista y muy genuino. Su último disco es ‘Run’ de 2016. Si aún no lo conoces lo vas a amar.

 

2 – Jeremy Loops

Jeremy es un artista sudafricano que compone y escribe música llena de mucha energía. En el 2011 publicó un EP titulado ‘Jeremy Loops’ y en el 2014 publicó su disco ‘Trading Change’. Este indie pop no tiene pérdidas, así que a escucharlo.

 

3 – Shadowclub

Shadowclub es una banda originaria de la gran ciudad de Johannesburgo que hacen un excelente rock and roll estilo británico. Con gran actitud y una voz retadora, Shadowclub puede cautivar a cualquiera. En el 2013 publicaron su disco ‘Goodbye Wild Child’.

 

4 – Shortstraw

Shortstraw es una banda muy simpática de indie rock creada en el año 2007. Actualmente tienen varios discos publicados de los que ‘Youthless’ del 2015 es el último. A brincar y a gozar con sus temas pegajosos.

 

5 – Desmond and The Tutus

Desmond and The Tutus es otra banda sudafricana de indie rock que también experimenta con sonidos y ritmos de otros géneros mundialmente conocidos como también nativos de Sudáfrica. En el año 2012 publicaron su disco ‘Mnusic’ con el que recibieron gran reconocimiento.

 

 

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: