Jim Morrison nació de las letras y para las letras. Hizo de su vida un poema y coloreó con sus sentimientos y remolinos internos a millones de vidas en cientos de países. Fue reconocido por su voz, alcanzó la fama gracias a su actitud y hoy es recordado por ser el cantante de The Doors y por ser un impulsor de la psicodelia, pero poco se habla de su poesía.

Jim comenzó escribiendo y luego se hizo cantante. Encontró en el íntimo oficio de la escritura un espacio para conocerse, para analizar el mundo y para hurgar el alma. Morrison más que un curioso del arte era un curioso de la existencia y fue la escritura la que le abrió las puertas al cautivante mundo de la espiritualidad.

jimpoet-1-cusica-plus

Las drogas, como es bien sabido, también formaron parte esencial de la vida y de la visión artística que tenía el Rey Largarto. Los ácidos y la marihuana fueron sustancias muy utilizadas por el cantante, pero no solo para mera diversión sino sobre todo para incentivar su búsqueda interior y expandir las fronteras de su realidad.

Sus poemas, que muchos se convirtieron en las letras de las canciones de The Doors, son una clara muestra del carácter y de la curiosidad de este músico. Muchos subestiman la capacidad creativa de Morrison y solo lo ven como un cantante hippie de buena voz, sin embargo, aquellos que tienen la suficiente sensibilidad para apreciar su genialidad se dan cuenta de que Jim tenía una magia especial y única que muy bien quedó plasmada en sus versos.

jimpoet-2-cusica-plus

Jim durante su corta pero explosiva vida, escribió cientos o seguramente miles de poemas. En todos plasmó su rechazo a las políticas que oprimen la imaginación y en todos abogó por la libertad del espíritu. Morrison estaba convencido de que la realidad no era más que una careta. Aseguraba que detrás de toda la superficialidad que representa el mundo físico, hay un mundo mucho más rico, extenso e interesante por descubrir. Sus poemas, como las canciones de The Doors, son una puerta a esa dimensión oculta.

A continuación presentamos 5 poemas de Jim Morrison que te harán volar por la mente de este gran artista.

 

La película

La película comenzará en unos instantes.
Anunció la estúpida voz.
Todos aquellos sin sitio esperarán al siguiente espectáculo.

Nos colocamos lentamente, lánguidamente en el pasillo.
El auditorio era enorme y silencioso.
Mientras nos sentábamos y oscurecía, la voz continuaba.

El programa de esta tarde no es nuevo.
Has visto este espectáculo una y otra vez.
Has visto tu nacimiento, tu vida y tu muerte.
Podrás recordar todo el resto.
¿Tendrás un buen mundo cuando mueras?
¿Bastante para basarlo en una película?

Me estoy yendo de aquí.
¿Adónde vas?
Al otro lado de la mañana.
Por favor, no persigas las nubes, pagodas.

Su sexo le atrajo como una cálida y amistosa mano.

Está bien, todos tus amigos están aquí.
¿Cuándo podré verlos?
Después de que hayas comido.
No tengo hambre.
Uh, quisimos decir golpeado.

jimpoet-3-cusica-plus

La Celebración del Lagarto (Estracto)

Leones en la calle y perros vagabundos en celo, rabiosos, echando espuma
Una fiera enjaulada en el corazón de una ciudad
El cuerpo de su madre
pudriéndose en la tierra del verano
Huyó de la ciudad
Fue hacia el sur y cruzó la frontera
Dejó el caos y el desorden
Les dio la espalda
Una mañana se despertó en un hotel verde
Con una extraña criatura gimiendo a su lado
El sudor rezumaba de su brillante piel
¿Estamos todos?
La ceremonia va a empezar
¡Despierta!
No puedes recordar dónde fue.
¿Ha terminado este sueño?
La serpiente era de oro pálido
Vidriosa y encogida
Teníamos miedo de tocarla
Las sábanas eran cálidas prisiones muertas
Y ella estaba a mi lado…

jimpoet-4-cusica-plus

Inmaculadamente drogado

Te diré esto.
Ninguna recompensa eterna nos perdonará ahora.
Por malgastar el alba.

Vuelvo a aquellos días, todo era mas sencillo y más confuso.
Una noche de verano, yendo al muelle.
Me encontré con dos jóvenes chicas.
La rubia se llamaba Libertad.
La morena, Empresa.
Hablamos y me contaron esta historia.
Ahora escucha esto…
Te hablaré sobre Texas radio y su gran ritmo
Suavemente conducido, lento y loco.
Como algún nuevo lenguaje.
Llegando a tu cabeza con el frío, furia repentina de un mensajero divino.
Déjame hablarte sobre la angustia y la pérdida de dios.
Divagando, divagando en la desesperada noche.

Aquí fuera no hay estrellas en todo el perímetro.
Aquí fuera estamos colocados.
Inmaculados.

Far Arden

 

Hora de magia

Burla permanente,
danos una hora para la magia.
Nosotros los del guante púrpura.
Nosotros los del estornino vuelo
y hora aterciopelada.
Nosotros los de la raza del placer árabe.
Nosotros los de la cúpula solar y la noche.
Danos un credo
en el que creer.

Una noche de lujuría
Danos confianza en
la noche.
Danos color,
cientos de matices
una rica mandela,
para mí y para ti
y para tu sedosa
casa de sauces.

Una cabeza, sabiduría
y una cama
problemático decreto.
Burla permanente
te he reclamado.
Solíamos creer
en los antiguos buenos días.
Todavia recibimos
de pequeñas formas
las Cosas de Bondad.
Una frente antideportiva.
Olvida y permite.

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: