Los primeros años de vida del pequeño Louis Armstrong no fueron nada fáciles ya que creció en un entorno que lo discriminaba por su color de piel y por su condición de pobreza económica. Armstrong fue privado de libertad varias veces, se vio más de una vez tentado por el peligroso placer de la violencia y su mente, durante muchos meses, no conoció más que la frustración y la desesperanza.

Sin embargo, Louis supo superar todas esas barreras que el mundo le había puesto a tan temprana edad y gracias a eso no solo se convirtió en un músico y en un artista excepcional, sino que también se convirtió en un ejemplo y en una gran esperanza para todo su pueblo y para todas aquellas personas que como él sufrían del apartheid estadounidense.

louis-1-cusica-plus

Louis Armstrong nació en la capital mundial del Jazz. La famosa y polémica New Orleans que en los últimos años ha sufrido tanto por eventos climáticos, a finales del XIX y a principios del siglo XX era un paraíso para los músicos, pero un infierno para los negros. Por un lado, la ciudad sureña gozaba de un esplendor artístico como pocas ciudades de Estados Unidos en ese entonces, pero a la vez, como ciudad del sur, estaba bajo el triste y destructor dominio del racismo.

El inocente e ingenuo Louis Daniel, quien nació el 4 de agosto de 1901, creció en los barrios pobres y marginados de esa ciudad. Por mucho tiempo deambuló por diversos trabajos, por diversas experiencias y por varios caminos que no lo conducían a ningún lado en específico, hasta que el destino lo llevó a conocer a una familia judía de apellido Karnofsky. Ese hecho cambiaría para siempre la vida de Armstrong y le abriría las puertas a un mejor mundo y al universo de la música.

louis-2-cusica-plus

Uno de los eventos más importantes para la carrera musical de Armstrong fue haber conocido a Joe Kink Oliver, músico que lo guió, apoyó y lo sumergió en el mundo de la música de esa ciudad. Gracias a eso, Louis empezaría a tocar con la orquesta Kid Ory y de esa manera empezaría a construir una reputación que lo llevaría a otras ciudades como Chicago, Nueva York y Los Angeles.

En 1925 Armstrong ya grababa con distintas orquestas, sin embargo ese mismo año decide empezar a grabar su propia música y conforma las bandas Hot Five y Hot Seven. De esa manera la leyenda de Armstrong empieza a ser reconocida en todo el mundo y empieza a viajar y a realizar constantemente giras por Estados Unidos y Europa. A finales de la década de los 40, Louis empieza a cantar y conforma The All Star. Con esa banda su reconocimiento se multiplicaría y su voz se volvería eterna.

 

Best on Record - 9th Annual Grammy Awards

Este revolucionario de la trompeta y del canto visitó, durante su carrera musical, la mayoría de ciudades de Estados Unidos y Europa, también colaboró con gran cantidad de músicos y grabó docenas de discos. Armstrong no solo fue un gran exponente del jazz sino que también ayudó a construirlo con innovaciones en el canto y en la composición de las piezas.

El 6 de julio de 1971, a los 69 años de edad, el legendario Louis Daniel Armstrong abandonó este mundo debido a serios problemas con su corazón. Hace 46 años que la voz de este artista desapareció, no obstante, dejó un legado tan grande y valioso como su sensibilidad artística. Para conmemorarlo y recordarlo, a continuación presentamos una lista con lo mejor de su repertorio.

 

Louis Armstrong – ”What a wonderful world”

 

Louis Armstrong – ”When the Saints go Marching In”

 

Louis Armstrong – ”Nobody Knows the Trouble I’ve Seen”

 

Louis Armstrong y Ella Fitzgerald – ”Summertime”

 

Louis Armstrong – ”Hello, Dolly”

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: