El afamado director venezolano Gustavo Dudamel dedicó su reciente concierto al fallecido violinista Armando Cañizales, quien murió debido a la represión de las protestas recientes.

La dedicatoria, así como el mensaje de paz que dio el músico, fue respondida con una ovación de pie por parte de los asistentes así como un fuerte “¡Viva Venezuela!” acompañado por el despliegue de nuestro tricolor.

El director prosiguió con su concierto que tocando la primera sinfonía incompleta de Schubert. Esto es fácil leerlo como una referencia a la vida incompleta de Armando.

Dudamel ya había escrito un mensaje condenando la represión de las protestas recientes en un mensaje dirigido a Nicolas Maduro.

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: