Si la izquierda latinoamericana tiene algo digno de ser admirado, es, precisamente, la música que la acompañó mientras crecía: La música de protesta. Alí Primera, Mercedes Sosa, Silvio Rodríguez, Facundo Cabral… Más allá de sus nexos políticos, más allá de la concordancia entre sus ideales y sus actos, estos artistas fueron verdaderos poetas que lograron concentrar en sus canciones las dolencias y los sufrimientos de pueblos enteros en épocas determinadas. La gente los admiraba por el valor con el que deploraban las injusticias y las barbaries de los cuerpos del estado. Por lo tanto, yo me pregunto: ¿Qué pensaría Alí Primera de todo esto?

 

 

Los versos de Primera están bañados de todos aquellos principios que, por lo menos en teoría, rigen los ideales de izquierda: Igualdad, justicia, libertad. Su música, si el oyente logra escucharla objetivamente, busca lo que todos queremos en épocas de atropello: Ser escuchados. Ese deseo, inherente al ser humano, suele ser reprimido por aquellas tiranías que solo existen con el fin de perpetuarse y aferrarse al poder. El artista venezolano cantaba en contra de aquellos que ignoraban la voz del pueblo; por lo tanto, yo me pregunto: ¿Qué pensaría Alí Primera de todo esto?

      

El compositor, en su tema “Es de noche” expresa: “…Es de noche y llegan a pelear dos pesadillas: La del hombre que duerme mal comido y la del otro que piensa en lo obtenido…”.  Acaso hoy, a 40 años de la publicación del tema, ¿no se repite la historia?, ¿no siguen algunos padeciendo la hambruna mientras otros gozan de infinidad de riquezas? En “Los techos de cartón”, el poeta canta: “…Que triste vive mi gente en los techos de cartón… Niños color de mi tierra, con sus mismas cicatrices…” Acaso hoy, a 45 años de la publicación del tema, ¿se ha erradicado la pobreza?, ¿se ha mejorado realmente el déficit de viviendas?, ¿se ha construido un sistema sólido que permita el pleno y sano desarrollo de los niños del país? En su tema “La Patria es el hombre” el artista recita: “…La tristeza de mi pueblo será convertida en fuerza…”. Por lo tanto, yo me pregunto: ¿Qué pensaría Alí Primera de todo esto?

 

       

El Cantor del Pueblo publicó durante su carrera musical un total de 11 discos, de los que destacan: ‘Alí Primera volumen 2’ publicado en 1974, “Canción para los valientes” publicado en 1976 y ‘Abrebrecha’ publicado en 1980.  A través de todos sus álbumes, Primera se encargó de utilizar el arte para proteger a los menos favorecidos y denunciar las injusticias de los que tenían el poder. Hoy en día, a pesar de la conexión que se hace entre sus canciones y el gobierno de turno, se puede decir que sus letras siguen vigentes puesto que el pueblo sigue llevando “un rosario de penas”.

       

En “Basta de Hipocresía”, el músico expresa: “Basta de mentes hipócritas, basta de mentes estólidas que nos quieren mandar”. Por lo tanto, yo me pregunto: ¿Qué pensaría Alí Primera de todo esto?

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: