Aunque no estés familiarizado con Blur, es inevitable que hayas escuchado “Song 2” por lo menos una vez en la vida. Es un clásico de clásicos de los 90 que estuvo en rotación por MTV hasta más no poder, además de ser el tema oficial del mítico videojuego FIFA98. Es de esas canciones que suenan y todos la cantan, aunque pocos saben cómo se llama, y una vez que los “woo-hoo” entran en tu mente, te acosan por días enteros.

“Song 2” es -y muchos se lamentan al respecto- la canción más conocida de Blur, pero su contexto es lo que es verdaderamente intrigante. El sencillo pertenece al quinto álbum de la banda, titulado ‘Blur’, publicado en 1997. Veinte años más tarde, esta producción es recordada como un tesoro. Un subestimado y excéntrico tesoro.

Eran mediados de los 90 y el britpop estaba en su etapa de mayor auge. Blur era de las bandas representativas del género, disputándose el primer puesto con Oasis, quienes resultaron ser los ganadores tras conseguir la fama y el reconocimiento en los Estados Unidos. Adicionalmente, dentro de la banda se estaban dando muchos roces, principalmente entre el vocalista Damon Albarn y el guitarrista Graham Coxon, quien cogió una obsesión por el sonido del rock americano. Antes de que la banda se disolviera, Albarn prefirió darle la oportunidad a Coxon de desarrollar un poco más el sonido que quería buscar, y subsecuentemente encaminar a la banda en ese camino. También, Albarn empezó a compartir con la banda unas letras que eran mucho más personales que las que habían visto hasta el momento.

El resultado final es un álbum sumamente experimental, caleidoscópico y bastante profundo. ‘Blur’ es totalmente diferente a las anteriores entregas de la banda, y esa originalidad es la que lo convierte en uno de los mejores discos de la agrupación -¿y quizás de los 90?

A pesar de que fue compuesta a modo de parodia del grunge estadounidense, con sus baterías agresivas y un icónico riff de guitarra, “Song 2” es el epítome de las nuevas intenciones de la banda. “You’re So Great” es un caso similar, pero por ser la canción en la cual Coxon estuvo màs involucrado. Escribió las letras y grabó la voz principal. Es una mezcla entre niñez y adultez, con frases como “You’re so great and I love you”, que es sumamente infantil, pero a la vez revela un grado de compromiso que sólo se alcanza con gran madurez.

“On Your Own”, por otro lado, tiene una instrumentación electrónica y unos coros que complementarían cualquier paisaje. Este experimento de Blur parece en realidad los primeros esbozos del estilo que definirá a Gorillaz un par de años después.

‘Blur’ es un álbum repleto de temas acelerados y baladas, pero en cuanto a composición, demuestran un nivel de profundidad sin precedentes. “Death of a Party”, por ejemplo, tiene un intro compuesto por sonidos de ambientes, breves riffs y un escalofriante órgano tocando notas, creando suspenso. Cuando Albarn empieza a cantar, lo hace de una manera lenta y tediosa, hablándonos de un enorme arrepiento, sin decirnos después de qué se arrepentía.

El álbum homónimo de Blur representa en realidad una nueva era para la banda. No sólo se distanciaron del Britpop para encontrar su propio sonido, sino que además, el sonido que encontraron es resultado de una colaboración sin prejuicios, una libertad para crear sin restricciones, y aprender a superarse a sí mismos sin que eso implique perder su identidad. También empieza a trabajar en terreno donde más tarde se construirá el sonido de Gorillaz, la banda con la cual Albarn consigue todo el éxito que no logró con Blur. Es por esto que el álbum, que fue creado sin ningún tipo de pretensión o necesidad de transgredir ningún género, es un verdadero tesoro, uno que llevó a Blur de ser una banda muy cerca de su caducidad a una de las leyendas de Gran Bretaña.

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: