El millonario ruso Román Abramóvich decidió recibir el año con una increíble fiesta en la isla de Saint Barts por todo lo alto como se puede esperar del dueño del Chelsea Football Club. Pero además para cerrar con el toque musical el petrolero y empresario decidió contratar a los originarios de Las Vegas, The Killers, quienes recibieron la ayuda de Paul McCartney para versionar “Helter Skelter” de The Beatles.

Acá los videos recogidos por los asistentes al evento:

 

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: