Hace poco menos de una semana se viralizó una noticia sobre el Servicio de Policía de Kensington en la Isla Prince Edward, Canadá, el cual publicó un mensaje en su Facebook, con una fuerte amenaza para aquellos conductores que detuvieran en estado de ebriedad. La misma era colocarles durante el viaje en la patrulla el tercer disco de la banda Nickelback, ‘Silver Side Up’ (2001), esto como forma de castigo para que a estos infractores no se les ocurriera repetir la hazaña.

Ahora el mismo departamento ha tenido que disculparse con sus paisanos canadienses, principalmente debido a un conflicto moral que el oficial encargado de ambas publicaciones, Rob Hartlen, explica de la siguiente manera:

“Bueno, como hemos visto, nuestro pequeño post se ha convertido en una historia internacional. Y en algún lugar entre todo este ruido, el mensaje de No tomes y manejes fue ensombrecido por la negatividad hacia la banda que dije que pondría a sonar si lo hacían. Al principio admito que estaba de acuerdo con la manera en la que escribí la publicación. Estaba seguro de que una inmensamente exitosa banda estaría bien con un poco de oscuridad de buena voluntad lanzada en su camino, después de todo es por una buena causa.  Pero mientras más exitoso era el post, menos era mencionado el mensaje de No tomes y manejes, y el hecho de que amamos o amamos odiar a Nickelback tomó el centro del escenario. Y eso me llevó a pensar menos en Nickelback como una “entidad” y más en los cuatro chicos, cuatro seres humanos de Alberta que fueron arrastrados por esta historia internacional. Y mientras más pienso en eso, menos gracioso parece ser.”

Acá les dejamos el mensaje completo:

 

Y la canción que ahora no podremos escuchar en las patrullas de la Isla Prince Edward:

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: