El pasado 21 de noviembre Kanye West fue hospitalizado por su propia “salud y seguridad”, luego de una turbia semana en la que habló de su apoyo al polémico presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump, y atacó a sus amigo Jay Z y Beyoncé así como al presidente Barack Obama y Hillary Clinton.

Luego de una semana el estatus era que West “aún no estaba estable” por lo que no se tenía una fecha exacta para su salida. Pero ayer en horas de la noche, el portal TMZ reportó que el rapero había sido dado de alta al y estaba bajo el cuidado de su esposa, Kim Kardashian y su psiquiatra.

En un principio el mismo portal había informado que ‘Ye había sido hospitalizado por “agotamiento y privación del sueño”, lo que según su médico personal le causó una “psicosis temporal.”

 

 

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: