No solo el metalero Corey Taylor, tiene problemas con los fanáticos que no la pasan también en sus conciertos. Esto porque la princesa del pop mexicano, Belinda, le pidió durante un concierto la semana pasada a una de las asistentes que se retirara del recinto porque al parecer no disfrutaba del espectáculo.

Mientras los demás presentes pedían que la cantante interpretará su mas antiguo éxito “El sapito”, le dijo al público:“Yo creo que en esta canción hasta esa niña fresa que ha estado sentada toda la noche sin reaccionar, aburrida, con una cara así, hasta ella se va a parar. Si no te gusta el show te puedes ir”.

Esto ha desatado una gran polémica en las redes.

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: