Hace algo más de un mes se estuvo realizando la última edición del festival inglés Glastonbury en el que se estuvieron presentando artistas como Adele, Coldplay, Muse, LCD Soundsystem y los australianos más aclamados del momento Tame Impala.

Esta semana la Q Magazine publicó una entrevista en la que hablan con el frontman y núcleo de Tame Impala, Kevin Parker acerca de su experiencia en el festival pero Kevin dice no recordar mucho del mismo: “Llegamos ahí el viernes en la tarde y estuvimos hasta el lunes en la mañana. Aún estoy pagando el precio”.

Además para él parte de su estadía luego de su presentación es un gran espacio en blanco: “Hay unas buenas 36 horas después de que tocamos faltantes… De repente me incorporé y ya era el lunes por la mañana. Mark Ronson me está enviando fotos mias en varios momentos y estoy ordenando las piezas de donde estaba y que estaba haciendo”. Dice que también está buscando el internet el hashtag #KevinParker para buscar fotos de él tomada por los fanáticos para ubicar los momentos eliminados en su memoria.

Dijo también que parte la culpa la tiene la champaña: ”Salimos del escenario y ahí había cinco botellas de Möet esperando por nosotros. El lunes en la mañana no fue bueno”.

Hace días Tame Impala anunció que celebrará el primer cumpleaños de ‘Currents’ con el lanzamiento de una edición deluxe.

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: